Nosotros

Qué es CVC

Somos una porción de un conjunto de actores de la sociedad que podrían ser posibles aliados en la construcción de un tejido cultural comunitario capaz de impulsar transformaciones de largo aliento en el continente:

  • organizaciones culturales de base territorial con conciencia de la problemática de las políticas públicas,
  • organizaciones de comunicación comunitaria,
  • organizaciones de desarrollo y políticas públicas,
  • gremios de trabajadores de la cultura y comunicadores,
  • universidades y espacios académicos,
  • organizaciones sociales,
  • estudiantes y docentes de institutos de artes,
  • artistas independientes,
  • movimientos de arte callejero,
  • nuevos movimientos culturales urbanos,
  • movimientos juveniles,
  • movimientos de alfabetización y educación rural,
  • pueblos tradicionales, organizaciones y redes de economía solidaria,
  • redes y movimientos de artistas,
  • trabajadores del Estado en arte y cultura,
  • organizaciones de educación popular,
  • diputados y parlamentarios que entienden el tema,
  • ONG,
  • organizaciones de responsabilidad social empresarial,
  • sindicatos, entre otros.

Entre este amplio conglomerado de actores hay un conjunto de organizaciones e instituciones que se distinguen por unas marcas específicas que son sus apuestas centrales:

Somos un conjunto amplio de experiencias de arte, cultura y comunicación popular de toda América Latina que compartimos un sueño común, expresado emblemáticamente, en la experiencia de desarrollo cultural impulsada en los últimos años en Brasil como país y en Medellín como ciudad.

Somos cómplices y aliados de un sueño continental común. Somos concientes que este sueño se nutre de búsquedas muy amplias desde la base popular del continente durante al menos las últimas cuatro décadas.

Nos caracterizamos porque:

Somos experiencias ancladas en el territorio local o regional, y al mismo tiempo orientadas a la acción nacional y continental, reconociendo que el primer territorio, el punto de partida, es nuestro propio cuerpo y nuestra casa.

Somos experiencias que nacen desde la resistencia y la búsqueda de superación de las exclusiones y dominaciones de todo tipo presentes en nuestros países y de la reivindicación de lo propio como punto a partir del cual se puede aportar a construir lo colectivo.

Somos experiencias que reconocemos la importancia que tiene el arte al interior de la cultura, pero creemos que esta es una dimensión humana mucho más amplia que atraviesa toda la experiencia colectiva. Reconocemos y potenciamos la cultura como derecho y como fuerza viva capaz de producir poderosas transformaciones en la sociedad en los niveles económicos, políticos, sociales, culturales y en
las relaciones con la naturaleza y reconocemos y potenciamos la cultura como una dimensión de la sociedad en el centro de la cual se encuentra una ética y una estética de la solidaridad, de la sostenibilidad, de la libertad, de la democracia, de la equidad, de la igualdad.

Somos organizaciones que creemos que la cultura tiene un valor en si misma, ella es el corazón de lo humano, y en el corazón del corazón queremos que esté una ética de la vida como fundamento de una nueva relación entre cultura y política y de un dialogo vivo entre comunidad humana y con la naturaleza. Creemos que el arte puede reencantar el mundo y hacerlo poéticamente habitable. Creemos que el arte y demás manifestaciones culturales y comunicacionales pueden ser instrumentos de liberación, sabiduría y conocimiento.

Somos experiencias que reconocemos y apropiamos la riqueza construida en el camino para enfrentar los retos del presente y crearlo y recrearlo de manera permanente deseando siempre un futuro cualitativamente mejor para todos. Al mismo tiempo reconocemos y potenciamos la organización y la interacción de las experiencias de base como un camino para construir poder y sociedad desde abajo.

Somos experiencias que reivindicamos nuestra autonomía, independencia, libertad y sustentabilidad frente a los poderes dominantes de este mundo en los ámbitos económico, político, social y cultural.

Somos experiencias que reconocemos la diversidad socio cultural de los pueblos, países y organizaciones e impulsamos un dialogo intercultural democrático, creador y emancipador.

Somos experiencias que creemos firmemente en la posibilidad y en la necesidad de reconstruir la acción política y la sociedad en un nuevo paradigma que desde abajo de la sociedad recree el ejercicio del poder tanto del Estado, como de la sociedad civil, como de los partidos y movimientos políticos, comprometiéndonos a establecer relaciones más dinámicas, horizontales y democráticas entre todos
estos actores. Reconocemos la fuerza de experiencias donde “un gobierno sensible a las demandas sociales pavimenta el camino que abren las organizaciones sociales” y donde las organizaciones sociales en ejercicio de su ciudadanía crean las condiciones para que la sociedad cambie.

Creemos que estas iniciativas deben estar guiadas por la práctica de la ciudadanía cultural y el fortalecimiento de los derechos culturales en la perspectiva de la democratización cultural. Somos experiencias concientes de nuestra fuerza interna, pero también de nuestras enormes debilidades, errores, inconsistencias, precariedades. Por ello estamos en una permanente apertura al aprendizaje y a su propia transformación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s